¿Qué es lo que buscas?

Google WWW http://profeciasdemadrecitalauraantonia.blogspot.com/

domingo, 21 de agosto de 2016

Un Mensaje Sagrado y Dramático para la Humanidad.

Fue recibido por el Almirante Richard E. Byrd (US Navy) en su vuelo sobre el Polo Norte el 19 de febrero de 1947.

Almirante Richard E. Byrd US Navy
Hemos preparado esta crónica basada en la siguiente fuente: La Tierra interior: Mi diario secreto (febrero Marzo de 1947) 30 diciembre de 2007, el sitio web The Truth Seeker. Versión original en inglés, traducción Adela Kaufman.
Por Revelaciones de los Maestros de la Cosmogonía, sabemos que el episodio fue verídico, pero al ser publicado fue tergiversado por terceras personas, por lo que hemos hecho un resumen ajustándonos a la verdad del trascendental evento ocurrido:

El Almirante Richard E. Byrd (US Navy) gran explorador por aire de las regiones Ártica y Antártica, realizó un vuelo de exploración sobre el Polo Norte, junto a un radiotelegrafista, en un bien equipado avión trimotor, el 19 de febrero de 1947.

Encontrándose en vuelo sobre una vasta llanura helada en la zona del Polo Norte, de pronto y para sorpresa de los aviadores, se percatan que están volando sobre una zona de exuberante vegetación, como de un clima templado. (les fue permitido ingresar a otra dimensión del espacio-tiempo de la Tierra). Pronto visualizan una ciudad maravillosa y en ese momento aparecen dos naves aéreas brillantes en forma de disco, que se posicionan  a ambos lados del avión y toman el control del aparato. Al mismo tiempo, por la radio del avión reciben un mensaje en inglés, dándoles la bienvenida y les indican que los harán aterrizar.
Una vez en tierra el avión, son recibidos cordialmente por varios hombres altos y rubios que los invitan a entrar a un edificio y llevan al Almirante ante la presencia del Maestro, un venerable anciano que le entrega el siguiente Mensaje Sagrado:
(Nota: En la publicación original, este Mensaje Sagrado fue tergiversado, de modo que hemos modificado en parte el texto, ajustándolo a la verdad, de acuerdo a lo que nos ha sido indicado por los Maestros de la Cosmogonía a través de nuestro Puente Espiritual.)
Resumen del Mensaje recibido por el Almirante Richard E. Byrd:

"Vuestra civilización, contraviniendo las Leyes del Divino Padre Creador, habéis aprendido a manipular un tipo de energía, la atómica, que no es para el uso del hombre.

Nuestros Emisarios de la Misión Intergaláctica, han entregado mensajes a las potencias de vuestro mundo y éstas no nos atendieron.

Vuestra raza ha alcanzado el punto de no retorno, porque hay algunos entre vosotros, que destruirían todo vuestro mundo, antes de renunciar al poder, así como lo conocen.

Ahora hay una gran tempestad en el horizonte para vuestro mundo, una furia negra que no se extinguirá durante varios años. No habrá defensa con vuestras armas, no habrá seguridad con vuestra ciencia. Asolará hasta que cada flor de vuestra cultura haya sido pisoteada y todas las cosas humanas sean dispersadas en el caos.

Los años oscuros que llegarán ahora para vuestra raza, cubrirán la Tierra con un paño mortuorio.

Pero algunos de vosotros sobrevivirán a la tempestad. Nosotros vemos en un futuro lejano, emerger de nuevo de las ruinas de vuestra raza, un mundo nuevo en busca de sus legendarios tesoros perdidos y éstos estarán aquí, hijo mío, al seguro en nuestro poder.

Cuando llegue el momento, por Mandato del Padre, apareceremos los Maestros de la Cosmogonía Universal, para ayuda a vivir a vuestra cultura y vuestra raza."


Este Mensaje Sagrado coincide con el contenido de las Revelaciones y Profecías que los Maestros de la Cosmogonía dejaron a través de Madrecita Laura Antonia. Como ejemplo damos el siguiente Mensaje de los Maestros, dejado el 25 de agosto de 1971:

"Gloria a Dios en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de  buena voluntad."

Queridos discípulos: vuestro planeta se encuentra en grave peligro. El hombre será culpable absoluto del fin de la civilización y la destrucción de casi todo el género humano.

Vuestra palabra de alerta debe llegar a los cinco Continentes.

¡Hombres! ¡Que son vuestras manos e inteligencia! Con ellas estáis fabricando la muerte de tus propios hermanos inocentes, que serán arrasados en el fuego de vuestro propio infierno.

En el Nombre de Dios os ruego: ¡Destruyan sus armas."

"Gloria a Dios en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad:"

Para terminar esta crónica, agregaremos que el Almirante entregó el  Mensaje recibido a su Gobierno y le fue prohibido estrictamente darlo a conocer al público. El Almirante cumplió esa orden, pero determinó que su diario secreto con la maravillosa experiencia de este viaje extraordinario, fuera dado a publicidad después de  su fallecimiento, ocurrido el 11 de marzo de 1957, a los 68 años.

"Gloria al Divino Padre Creador en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad."